Logo Extensionistas
Logo UNLP
Contacto
 
|
Área pecuaria
Un espacio de aprendizaje y trabajo junto a Productores Agropecuarios Familiares

El proyecto se enmarca en un área de trabajo que se desarrolla en el ámbito de la Facultad de Ciencias Veterinarias (FCV), perteneciente al Proyecto de Extensión “Banco Social”ª (BS) de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), esta se inicia en el 2010 como propuesta de un grupo interdisciplinario de estudiantes y docentes.

El presente proyecto busca fortalecer y dar curso a diversas acciones con énfasis en aquellas que derivan de la salud pública. Las mismas surgieron como demanda concreta en distintas instancias diagnósticas realizadas junto a los productores familiares pertenecientes al Banco Social.

Se plantea además la necesidad de generar capacidades locales para el uso de botiquines sanitarios, que permitan agilizar el funcionamiento del espacio de trabajo a la vez que asegurar la salud pública de los productores familiares, como apoyo en territorio de las acciones que ya se vienen realizando.

A su vez, por medio del proyecto se busca fortalecer la formación de los estudiantes participantes, en el trabajo de extensión junto al sector de la Agricultura Familiar, poco visibilizado en los planes de estudio de grado, generando equipos interdisciplinarios que integren las distintas miradas de análisis y reflexión de la realidad.

El Banco Social es un proyecto de extensión del que participan varias unidades académicas de la UNLP, entre ellas la FCV. En funcionamiento desde mayo del 2005.

La Unidad Ejecutora del proyecto es la Facultad de Ciencias Veterinarias y participa la Facultad de Bellas Artes. Mariana    Barros es la Directora del Equipo, Guido Mariano Principi es el codirector y María Inés Gamboa junto a María del Valle Alvarado coordinan un grupo que integran 24 estudiantes extensionistas. 

Los principales destinatarios de este proyecto son familias productoras pertenecientes al BS, ubicadas en el área rural o peri-urbana del Gran La Plata y Berazategui, pequeños productores agropecuarios y/o agroindustriales. La mayoría provienen de la zona norte de nuestro país y de países limítrofes como Bolivia.

En general, son familias numerosas, conocidas como “familia nuclear” compuestas por 5 a 8 integrantes, además de los integrantes con otros lazos que comúnmente conviven en una misma vivienda.
 
Poseen entre 1 a 3 hectáreas de tierra en las que viven y trabajan, y donde las condiciones de hábitat suelen ser precarias debido a que las casillas que habitan son por lo general de madera (puede haber parte de la vivienda construida de material) con dos a tres dormitorios y el baño/letrina fuera de la misma. En su mayoría, el trabajo en la quinta suele ser el único sostén económico de las familias, en algunos casos además poseen Asignación Universal por Hijo (AUH) y pensiones por discapacidad. En muy pocos casos existe el trabajo extrapredial.

En cuanto al nivel educativo, los adultos suelen tener primaria incompleta y alrededor de un 10% son analfabetos puros. En el caso de los niños y adolescentes todos se hallan en distintos niveles de educación formal estatal.

En cuanto a las características productivas, sucintamente podemos decir que por estar insertos en el Cordón Hortícola Bonaerense, la actividad productiva principal es la hortícola, la gran mayoría son productores tenedores precarios de la tierra o arrendatarios, por lo tanto se ven impedidos de edificar e instalar infraestructura que les permita vivir en condiciones más dignas; descapitalizados, con imposibilidad de acceder al sistema formal de créditos, por no contar con garantías reales (bancos y financieras) si acceden a créditos por intermedio de los proveedores de insumos o prestamistas usureros, con exorbitantes tasas de interés. Esto hace que les sea muy difícil llevar a cabo la producción en forma óptima, limitada por falta de acceso al capital, tierra, tecnologías apropiadas, infraestructura (caminos, electrificación), entre otros.

Poseen altos costos de producción dado que utilizan tecnologías que no son apropiadas a los pequeños productores familiares.

La organización del trabajo está sostenida por lazos parentales ya que en el trabajo del campo participa toda la familia menos los niños en edad escolar.
Tienen dificultades en la comercialización de su producción, ya que los pequeños productores reciben menores precios que los productores empresariales y no cuentan con estructuras propias de venta.

En cuanto a los animales presentes en las quintas, además de las especies de producción (porcinos, aves de postura, cabras, ovejas y equinos para el trabajo de la quinta) todos posee animales de compañía en un promedio de 4 caninos y 2 felinos por quinta (datos de elaboración propia).

En cuanto a la atención veterinaria que reciben las mascotas, esta es parcial, debido principalmente a los costos del servicio y las distancias de las quintas al establecimiento veterinario mas cercano, esto hace que solo consulten en casos específicos o de urgencia, faltando en la mayoría los planes sanitarios completos, incluyendo en estos, la vacuna de la rabia y desparasitaciones periódicas.

Muy pocos productores realizaron esterilización de las mascotas (caninos y felinos, hembras y machos) resultando esto en la alta proporción numérica en relación a los integrantes de la familia.

Si bien las mascotas son consideradas como animales de compañía, muchos declaran que los tienen como guardia en el caso de los perros y para cazar ratas en el caso de los gatos. Esto sería un punto a tener en cuenta principalmente, por las enfermedades zoonóticas que pueden ser transmitidas por los roedores ya que son uno de los principales reservorios de agentes vinculados a zoonosis con graves implicancias en la salud pública (Ej. Hantavirus, leptospirosis).

En base a encuestas realizadas a los productores sobre la enfermedad de la Rabia en las distintas campañas de vacunación (tomando los resultados de 10 campañas), la mayoría declara desconocer cómo se contagia la enfermedad, como prevenirla y como actuar frente a la mordedura de un animal.

Otro grupo de destinatarios son los estudiantes, se pretende que a través del proyecto, puedan tomar contacto con realidades no visualizadas en los planes de estudio de las distintas carreras, dado que actualmente los profesionales se encuentran con mayores capacidades para dar respuesta a los intereses de productores empresariales y capitalizados. Dichas competencias, a nuestro criterio, no son adecuadas y mucho menos extrapolables para ajustarse a la realidad del productor familiar.

Los productores familiares pertenecientes al BS con los cuales se planificaron las actividades están ubicados en la zona rural y peri-urbana del Gran La Plata abarcando las siguientes localidades: Arana, Gorina, Romero, Villa Elvira, Olmos, El Pato, El Peligro, Colonia Urquiza, Abasto.

En Berazategui la tarea se focalizó en el Parque Pereyra Iraola, Sourigues y Hudson.

Actualizado el 12/08/2013 09:44
Calendario
RSS
< sep -2017 >
Eventos
DLMMJVS
12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930