Logo Extensionistas
Logo UNLP
Contacto
|
Bajo el Volcán
Bajo la consigna “¿Cómo hacer para encontrar los aspectos positivos al volcán que tenemos cerca de casa?”, un equipo de la Facultad de Ciencias Naturales y Museo de la UNLP encaró el proyecto “Conociendo al Volcán Tromen”.
Conociendo al Volcán Tromen

El volcán Tromen -ubicado en la provincia de Neuquén, en los departamentos de Chos Malal y Pehuenches- es considerado un volcán activo, ya que presenta erupciones en los últimos 10.000 años, siendo las últimas conocidas en los siglos XVI y XIX. La integración de tareas de investigación y extensión articula la producción de conocimiento básico con la divulgación dirigida a la comunidad directamente involucrada con el volcán, permitiendo una mutua retroalimentación.

A pesar de su estado latente, el volcán Tromen es considerado de baja peligrosidad volcánica. Sin embargo, esta situación no es de amplio conocimiento para las poblaciones vecinas. En un plano más general, resulta deseable que la población alcance una alfabetización científica en temas de vulcanismo que le permita ejercer un rol crítico y participativo tanto en lo que refiere a la gestión del riesgo como al aprovechamiento de distintos recursos económicos (turismo, recreación, etc.).

En el marco de una segunda etapa de desarrollo, el proyecto se centró en un trabajo conjunto entre técnicos, guardaparques, docentes y alumnos de dos escuelas de enseñanza media ubicadas en las localidades aledañas al volcán: Chos Malal y Buta Ranquil.

El equipo, conformado por Juan Ignacio Redigonda, Daniela Funes, Carolina Cuevas, Damián Moyano Paz y Mariano González Drobra de la carrera de Geología y Sergio D´Abramo de Antropología, bajo la dirección del Dr. Leandro D'Elía, dialogó con Extensionistas en una de las aulas donde se gestó este plan que tiene como eje central instalar la idea del volcán Tromen como un medio físico capaz de proveer un beneficio socio-económico a las poblaciones vecinas y desmitificar la idea de un volcán como sinónimo cerrado de peligro.

Es importante señalar que parte de los integrantes de este proyecto no solo habían trabajado en actividades de extensión en la región, dentro del proyecto "Conociendo al Volcán Tromen Etapa I", sino también en tareas de investigación en el marco del proyecto Evaluación de la Peligrosidad de los Volcanes Neuquinos, financiado por la Legislatura de Neuquén y el CONICET.

Redigonda y D´Abramo fueron los primeros en involucrarse con el proyecto y formar parte del armado de la propuesta allá por el año 2013, fueron los encargados de compartir los detalles de esta iniciativa que trae una mirada distinta sobre este accidente geográfico que proviene desde lo más profundo de la Tierra y que suele generar más incertidumbres que certezas.

Para modificar esa mirada, el equipo trabajó con comunidades educativas de la zona, tanto de Chos Malal como de Buta Ranquil, las ciudades más próximas al volcán, tomando a los 5tos. y 6tos. años de sus respectivas escuelas secundarias. Desde un principio, la consigna fue la formación docente en temáticas de la tierra y el manejo de conceptos pedagógicos dirigidos al tratamiento de este tipo de temas con los alumnos.

Sobre las razones por las que ella y sus compañeros de proyecto se sumaron a la propuesta que coordina D´Elía, Cuevas explica: "entramos cuando la idea estaba definida y por qué, por el grupo de docentes, porque hay tres de ellos que ya habían trabajado en el volcán haciendo trabajos geológicos y tenían contactos con el guarda parques del volcán, lo conocían y en base a eso quisieron armar este proyecto. Además, esto surgió de la mano de un trabajo sobre peligrosidad del volcán. Entonces, empezamos a trabajar en la idea de un proyecto de extensión basándonos en un trabajo comunitario con aquella gente que vive en el volcán, trabajando su peligrosidad, el riesgo y tratar de darle otro enfoque al contexto geográfico. Que además tiene otros puntos, positivos, y que nosotros, queríamos conocer los puntos de vista que tenían los pobladores, siempre tomando como objeto de estudio al volcán en sí".

Es este sentido, Moyano Paz refuerza el concepto: "La idea era concientizar a cerca del volcán, que no todo es miedo sino que tiene cosas favorables tanto ambientales, sociales y económicas", dice. "Buscamos desmentir eso que se dice, que un volcán es sólo destrucción. Por ejemplo, cuando nos acercamos a una de las escuelas de Buta Ranquil, unas de las preguntas era ‘si explota, ¿cuánto tiempo tenemos antes de morir?'. Los alumnos que participaron de los primeros encuentros pudieron construir a partir de las herramientas que recibieron, un modelo de peligrosidad del volcán para luego darse cuenta que si hubiera una erupción, probablemente hasta lo puedan filmar con un teléfono", detalla Moyano Paz.

Sobre la inserción de los extensionistas en las comunidades con las que interactuaron, D´Abramo explica que la inserción fue positiva "porque al principio hubo algunas dificultades. Es que las dos comunidades escolares eran muy distintas a nivel social: uno de los pueblos es mucho más chico que el otro, que tiene otra realidad, por ser más grande". Y agrega: "Lo que nos llamaba la atención era que más allá de la proximidad de estas dos ciudades que tenían con el volcán, nos encontramos con chicos que nunca habían estado ahí, nunca se habían parado a verlo. Tal vez hablamos de una colada de lava y no la habían visto nunca en su vida, a pesar de estar a apenas veinte kilómetros".

De hecho, el cuarenta por ciento de los chicos nunca había estado en el volcán, no lo conocían y lo tenían en la puerta de su casa. Y algo similar ocurría con el turismo, que no tiene un gran desarrollo, porque hace poco tiempo que está funcionando. Por eso, y a modo de balance, los integrantes del equipo de trabajo resaltan el impacto positivo dentro de las dos comunidades: "Nuestras actividades generaron muchas expectativas. Los docentes quedaron muy entusiasmados, nos ofrecían lugares para quedarnos", explicaron. "De todos modos, nuestro trabajo está enfocado a trabajar con los docentes para que luego ellos, en una segunda etapa, no dependan de nosotros para seguir realizando las actividades programadas", agregan.

Se requiere Javascript, y/o algunos agregados, para mostrar ciertos contenidos en su navegador.

"El objetivo principal del proyecto -explican- era ese: que puedan trabajar solos. Algo a mejorar es tener más desarrollo en las actividades. De eso nos dimos cuenta después, ya que era la primera vez que hacíamos algo así". "El concepto queda en ellos", subrayan.

D´Abramo recuerda que buena parte de las actividades que se habían dado en algunos de los colegios con los que interactuaron en este proceso, fueron replicadas en otros establecimientos educativos. "Así, se fue armando una red y una apropiación de las actividades que tuvo efecto en otros colegios. Por eso, podemos decir que son tres patas: alumnos, docentes y la sociedad".

En lo que respecta a los actores que se sumaron a este proyecto de extensión de la UNLP, pueden citarse las áreas naturales protegidas de Neuquén, los guardaparques del Parque de Tromen,  la Municipalidad de Buta Ranquil, que gestionó las combis para que los chicos vayan al campo. Los profesores de los colegios, las directoras, los estudiantes. También conforman el equipo, un historiador, antropólogo, una pedagoga, un biólogo, dos astrónomos y una diseñadora de bellas artes. Un trabajo muy interdisciplinario. 

Sobre las implicancias de ser extensionista, Cuevas la resume de esta manera: "a mí, particularmente, me pasó que cuando me metí en el proyecto no tenía idea de lo que era la extensión, el vulcanismo me gustaba y me pareció un ambiente sumamente interesante de trabajo. Me fui concientizando a medida de que fue avanzando el proyecto. Y me sentí también destinataria al poder formarme como docente o poder discutir, estar a la par, las discusiones y creatividad que se puso en juego en el proyecto fue muy enriquecedora. Además, tomar contacto directo con gente que vive una realidad distinta a la nuestra, ver sus puntos de vista, generar un intercambio y valorarlo, hace que la experiencia resulte vital".

Por su lado, Cuevas sostiene que "genera un compromiso porque vos al generar un lazo con los chicos, una explica y se entiende y eso siempre queda. A veces tiene que ver con la interacción entre ellos. Se genera compromiso con la gente que laburás".

"El trabajo de extensión genera un compromiso y una relación más tangible y más estrecha con la sociedad en la que vivimos, de la que somos parte, porque no nos tenemos que poner en un lugar distinto", dice D´Abramo. "En investigación, esa distancia se acrecienta o se pone más en un pedestal y la extensión lo que hace es integrar o poder llegar generar un contacto y entablar lo que son conocimientos que todos podemos tener. Esto nos permite generar espacios de intercambio de conocimientos desde un lugar más democrático y mucho menos marginador", reflexiona. 

"Vemos la extensión como una construcción interna, porque sentimos que tenemos una obligación generacional. Estamos obligados a buscar una nueva manera de relacionarnos, no sólo con la sociedad sino entre la generación de grupos de trabajo, despegándonos de lo que podría entenderse como una pirámide. En algún punto, todos somos directores, porque no creo en una estructura rígida sino la dinámica de los  grupos. Esto también nos permite conservar la cabeza abierta, que los nuevos integrantes lleguen con actitud de cambiar las problemáticas que afrontamos". Quien dice estas palabras es el Dr. Leandro D´Elía, director de proyecto. Para este investigador y extensionista de las Ciencias Naturales hay un desafío en materia de educación: "estamos a la hora de enseñar de transmitir conceptos estamos pensando en una estructura generada a fines del siglo XVIII donde las metodologías de enseñanza, si bien hay otras metodologías del trabajo y una cambio de paradigma científico a partir del 50, las universidad se han conservado muy bien y se han aferrado a esos conceptos que ya tienen casi  más de 150 años. Entonces la idea hacia adentro del grupo de trabajo es generar un conjunto de personas que vean al trabajo en grupo a las distintas dinámicas de grupos y que sea bajo un lema del grupo, lo colectivo pero con una idea detrás", concluye.

 

Actualizado el 22/02/2016 10:43
Calendario
RSS
< sep -2017 >
Eventos
DLMMJVS
12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930