Logo Extensionistas
Logo UNLP
Contacto
|
El Vendaval: taller transdisciplinar para jóvenes en situación de encierro
El Vendaval es un proyecto de extensión de la Facultad de Bellas Artes que se propone un abordaje multidisciplinar de artes para jóvenes privados de su libertad, a fin de reflexionar sobre distintas temáticas de orden social. La coordinadora general y tallerista, Ana Contursi, nos comparte la experiencia colectiva de esta propuesta.
El Vendaval

- ¿Cómo surge el proyecto?

El proyecto nace de un taller de literatura y escritura creativa que desarrollé de manera independiente y autogestiva en el Hogar de Tránsito La Plata durante 2014. Los resultados positivos de ese primer taller y la comprobación de la ausencia de proyectos de este tipo en el área, sumados a la necesidad de apoyo institucional y financiamiento, llevó a que nos asociáramos con Nicolás Bang, director del proyecto y docente desde hace tiempo en el ámbito de la Secretaría de Niñez y Adolescencia de la Provincia, y nos embarcáramos en conformar un equipo para hacer crecer aquel taller germinal que, además, naturalmente y sin previa planificación, se volvió transdisciplinar debido al despliegue de los intereses variados de los pibes y a la improvisación de estrategias para sumar participantes. Aquel primer taller, si bien se concentró en la poesía y el relato, terminó incluyendo dibujo, collage y pintura de manera articulada, con producciones que se acercaron mucho a lo que solemos identificar desde el campo artístico como "poesía visual", desde un punto de vista muy contemporáneo.  

- ¿En qué consiste el proyecto?

El Vendaval es un taller transdiciplinar de arte para jóvenes en situación de encierro, es decir, jóvenes que han sido privados de su libertad por causas penales diversas. La complejidad del contexto de trabajo y de la situación de lxs pibxs nos fue llevando hacia esta clase inédita de taller en la que se trabaja de manera articulada y transversal con herramientas, temas, materiales y procedimientos de la literatura, el teatro, la plástica y la fotografía. Los procesos artísticos que se desarrollan  son volcados a fin de año en una publicación, medio que encontramos propicio para materializar y difundir lo que sucede en El Vendaval. Ya editamos una revista de historietas y un poemario.

- ¿Cuánta gente participa?

Por ahora somos catorce lxs que conformamos el equipo, entre los que se cuentan seis docentes y tres estudiantes de arte (de diferentes áreas, historia, plástica, teatro, literatura), una psicóloga y dos estudiantes de psicología, un trabajador social y una socióloga. A su vez, junto con la co-directora del proyecto, Sol Massera, vamos sistematizando lo que acontece en los talleres desde el campo investigativo, escribiendo ponencias y artículos en el marco de nuestra participación en la Cátedra de Epistemología de las Artes (FBA-UNLP) y de su Proyecto de Investigación asociado "La dimensión epistémica en el proceso artístico contemporáneo" (IHAAA-FBA-UNLP). 

- ¿En qué medida o aspecto aparece lo interdisciplinario en este proyecto?

No hablamos de interdisciplina para el taller, si bien para la organización general del proyecto sí sirven los intercambios entre campos de saber diferenciados (como el asesoramiento desde la psicología para tratar algunas problemáticas emergentes). Planteamos, en cambio, un trabajo "transdisciplinario", es decir, que trasciende las fronteras de las disciplinas y utiliza transversalmente elementos, estrategias y saberes de todas ellas para desarrollar una práctica artística basada en la experiencia integral y democrática de los participantes. Escritura, relatos orales, dibujo, improvisación teatral, fotografía, entre otros recursos, sirven en conjunto para el despliegue de procesos subjetivos y colectivos de experiencia estética y construcción de obra.  

- ¿Cuáles serían las principales dificultades a la hora de ejecutar el trabajo territorial?

Nuestra principal dificultad es el hecho de que no se financie el trabajo (los subsidios no contemplan honorarios) y que la actividad deba ser ad honorem, pues esto suele limitar los compromisos, las participaciones y las continuidades. Problema que para el período 2016 se agrava puesto que nos han retirado el subsidio, por lo cual ni siquiera contamos este año con financiamiento de materiales y viáticos. Esto es una gran limitación para que el proyecto se consolide y crezca. Otra de las mayores problemáticas, especialmente para el trabajo en contexto de encierro, es la resistencia y desidia tanto institucional (de los institutos, hogares y centros), como social, a mudar de lógica; concretamente, la resistencia a pensar, por un lado, la práctica artística como una posibilidad de desclasificación de lxs jóvenes estereotipados y estigmatizados como incapaces, malxs, violentxs e irrecuperables, y por el otro, la persistencia en concebir y utilizar la institución de encierro como sitio de castigo, en lugar de transformarla en sitio de restitución y reconocimiento de nuevas posibilidades, derechos y horizontes. Esto último es muy grave y problemático, pues se trata de una gran estructura naturalizada.

- ¿Cuáles son los principales objetivos del proyecto a corto, mediano y largo plazo?

Nuestro objetivo más general es contribuir, a través de la práctica artístico-creativa transdisciplinar y colectiva, al reconocimiento, desarrollo y construcción del pensamiento crítico, autónomo y emancipador y a la ampliación de las posibilidades de desarrollo social y mejora en la calidad de vida de jóvenes en situación de encierro y marginalidad social. Se trata de generar una articulación entre la comunidad académica, la comunidad civil y la comunidad constituida por la juventud en situación de conflictividad, encierro y marginalidad, que posibilite la creación de lazos de solidaridad social. Todo esto, claro, desde el arte y las posibilidades que la práctica artística nos brinda. En este sentido, buscamos que los participantes tengan un primer acercamiento a nociones básicas y procedimientos artísticos como medios técnicos de producción cultural, expresión subjetiva y creación de mundos. En este sentido promovemos la expresión de los universos semánticos y vivenciales de los participantes para generar un espacio de reflexión crítica y toma de distancia respecto de esos universos, primer paso para la apertura hacia nuevas formas  de vida. 

Luego, nos guía una serie de objetivos ligados más concretamente a la práctica en taller, como el de generar, a partir de actividades lúdicas y grupales, un ambiente de confianza, distención y respeto que permita la libre expresión, comunicación y reconocimiento de las capacidades prácticas e intelectuales de todxs, así como el reconocimiento de que cada participante ocupa un lugar destacado en el grupo a partir de sus propias particularidades subjetivas, intereses y motivaciones. También, proyectamos poder insertarnos en circuitos de promoción y difusión de este tipo de actividades para acercar a la comunidad en general lo que sucede y puede suceder en estos lugares sociales tan maltratados como invisibilizados y estigmatizados. Por último, nuestro objetivo más a largo plazo es convertir el proyecto en un Programa, al modo en que se trabaja en el Programa UBA XXII de educación universitaria en cárceles, que cuenta con una gran infraestructura, equipos consolidados de trabajo y dispositivos en el afuera para seguir conteniendo y brindando oportunidades educativas y productivas a los jóvenes cuando vuelven a la calle.

- ¿Qué es, a título personal, y a partir de esta experiencia, la extensión universitaria?  

La extensión universitaria es para mí una forma de tender puentes entre comunidades diversas, y esto constituye siempre una buena ocasión para el despliegue de vínculos solidarios y de retroalimentación en cuanto a saberes, poderes y conocimientos. Se trata de una actividad dialéctica y recíproca, a través de la cual la academia brinda lo que tiene (tanto sus bondades como sus problemas) a alguna comunidad que, a la vez, da lo propio contribuyendo así al enriquecimiento y aprendizaje de los extensionistas y, por ende, de la universidad. Creo que es una práctica que pone al servicio del conjunto social lo que se gesta y desarrolla al interior de los claustros universitarios, y eso me parece lo más útil e importante que la institución universitaria puede hacer.

Descripción de las foto de la Portada: La figura 1 (a color) corresponde a una de las tapa/contratapas de los poemarios producidos durante 2014 en el Centro de Tránsito La Plata y publicados en Diciembre de 2015. La Figura 2 (blanco y negro) es de los participantes en pleno taller de improvisación teatral, Centro Cerrado Carlos Ibarra, 2015.

 

 

 

 

 

Calendario
RSS
< nov -2017 >
Eventos
DLMMJVS
1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930