Logo Extensionistas
Logo UNLP
Contacto
|
Atrapamuros: La Educación como herramienta de Liberación
“Educación Popular en Cárceles” es un proyecto de extensión de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación con años de experiencias y amplia trayectoria. Su director, Martín Daguerre, junto con el equipo de trabajo nos comparten el camino recorrido y los aprendizajes de esta propuesta.
Atrapamuros

El grupo nace en el año 2007, con el objetivo de brindar clases de apoyo en las materias troncales de las carreras de Sociología e Historia a estudiantes universitarios privados de su libertad -al interior de algunas unidades penitenciarias-, así como también ofrecer acompañamiento en las diferentes cuestiones que surgen al pretender estudiar desde la cárcel. A lo largo del año 2008, el proyecto mantuvo su actividad en lo que respecta a las materias introductorias, al mismo tiempo el grupo aumentó considerablemente el número de alumnos voluntarios.  Se decidió entonces, presentar un proyecto de extensión, que permitiera fortalecer el trabajo que se hacía dentro y fuera de las unidades penitenciarias; y fue acreditado como Proyecto de Extensión sin subsidio por el Consejo Superior de la U.N.L.P bajo el nombre de "Educación Popular Intramuros".

Vinculado con el proceso de maduración colectiva, se fueron abriendo diferentes espacios por fuera de las clases de apoyo, con una fuerte impronta de taller. Estos permitieron el acercamiento de estudiantes de otras carreras de la FaHCE, de la Facultad de Psicología, de Derecho, Periodismo, Bellas Artes y otras. Se adoptó esta diversidad en la intervención, en base a la observación de la necesidad de los participantes de las clases de vincular las herramientas teóricas con la realidad concreta, no con un afán meramente contemplativo y acumulativo sino con la intención de poner estas herramientas en juego para la construcción de prácticas transformadoras. Asimismo la heterogeneidad del grupo extensionista, en cuanto a formación, carreras en curso, y la diversidad de miradas, en su totalidad y al interior de los grupos que ejecutan los talleres,  permitió y permite un acercamiento de forma interdisciplinar al territorio, utilizando herramientas jurídicas, sociales, corporales, artísticas, etc. que permite una intervención mas integral de los talleres.
Actualmente, en el proyecto hay más de 40 participantes, entre los cuales se reparte en docentes  10%, investigadores 15%, estudiantes 75%.

La primer dificultad que encontramos es el acceso al territorio, debido a que no es fácil conseguir los ingresos a las unidades penitenciarias. En una segunda instancia, se encuentran los obstáculos característicos de cada penal: la interrupción de los talleres, la negativa a que los/as presos/as asistan a los talleres, los traslados constantes que sufren los mismos, las sanciones, etc. En síntesis, nos encontramos con una falta de voluntad política por parte de las diferentes instancias del SPB hacia las actividades educativas en general, y a nuestras actividades en particular. Esta falta de voluntad, se traduce por acción u omisión, en diferentes obstáculos a la hora del ingreso en los penales, y al desarrollo cotidiano de nuestras actividades. En lo que concierne a la ejecución de los talleres, resulta muy difícil contar con un grupo estable, variando la composición del mismo incluso en el curso de un año. Así, cada año parte del esfuerzo inicial está destinado a lograr conformar grupos que desde la confianza y la cooperación conciban el proceso educativo de manera colectiva.

Se requiere Javascript, y/o algunos agregados, para mostrar ciertos contenidos en su navegador.

Nuestros objetivos giran en torno a fortalecer los espacios educativos al interior de los penales, con el fin de contribuir al acceso al derecho de la educación de las personas privadas de su libertad. En relación a esto, el taller se vuelve un espacio donde desde la perspectiva de la educación popular, se busca fomentar lógicas colectivas y participativas de trabajo, y problematizar las desigualdades de clase y género. La articulación con los Centros de Estudiantes Universitarios es un objetivo, como también una condición necesaria para poder desarrollar las actividades. Por otro lado, hacia afuera de los penales, buscamos hacer visible la situación carcelaria desde una perspectiva crítica de cara a la sociedad, así como disputar los sentidos que se le dan, a través de la incidencia en el debate público. Por último, aspiramos a contribuir al acceso a los estudios universitarios por parte de las personas privadas de su libertad, en coordinación con los Centros de Estudiantes existentes dentro de las unidades penales.

Entendemos a la Extensión Universitaria como una herramienta indispensable para pensar continuamente la práctica educativa, con el objetivo de avanzar así en la construcción de un proyecto educativo que alcance también a los sectores más vulnerables de nuestra sociedad. Creemos que es necesario pensar la Universidad en función de un modelo de país, pensando en resolver las principales problemáticas por las que atraviesa nuestra sociedad, y formar profesionales que se involucren y comprometan fuertemente con la realidad, que tomen en cuenta las problemáticas sociales y busquen trabajar sobre ellas. A su vez, estos profesionales deben tener la capacidad de incentivar la participación de la comunidad y sus actores y lograr nutrirse de las vivencias de aquellos/as que colaboran y trabajan en conjunto para la resolución de estos conflictos. Generando de este modo un aprendizaje bidireccional, mutuo, en un diálogo de saberes que perfecciona la visión integral que desarrollamos, originando reflexiones y discusiones al estar inmersos en la realidad que nos rodea. 

 

Calendario
RSS
< sep -2017 >
Eventos
DLMMJVS
12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930