Logo Extensionistas
Logo UNLP
Contacto
|
“Rompiendo el tabú: Jóvenes, Cannabis y Salud. Apuesta social estratégica para el debate y promoción de derechos”
Rompiendo el tabú es un proyecto presentado por la Facultad de Trabajo Social; la dirección del mismo estuvo a cargo de la Mg. Verónica Cruz, de la Facultad de Trabajo Social con la Co dirección de la Lic. Daiana Bruzzone de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social y la Coordinación de la Lic. Elisa Garrote de la Facultad de Trabajo Social.
Rompiendo tabu

El proyecto surge a partir de la preocupación acerca de las intervenciones que habitualmente se despliegan ante el consumo problemático de sustancias, y en particular del cannabis, por parte de los jóvenes en situación de pobreza. Intervenciones generalmente portadoras de una impronta normativizante que no parece tratar la cuestión en clave de complejidad ni respetando un enfoque de derechos. Asimismo, la Directora y una integrante del equipo han realizado la formación de posgrado con respecto al tema, lo cual fortaleció la propuesta.

El proyecto consistió en el diseño e implementación de una propuesta de trabajo interdisciplinaria de carácter participativo, dirigida a los jóvenes y a referentes de la comunidad.

Las acciones comunitarias tomaron como punto de partida las representaciones que los jóvenes tienen acerca de las prácticas de consumo, resignificándolas desde los principios establecidos por la Ley Nacional de Salud Mental 26.657, la CIDN y las Leyes nacional 26.061 y provincial 13.298. Asimismo, se procuró sostener algunos intercambios acerca de los puntos de tensión entre ese marco normativo protectorio de derechos y la Ley Nacional 23.737 que regula la tenencia y el tráfico de estupefacientes y que no ha sido modificada.

El trabajo extensionista constituyó un puente como promotor de derechos, y se propuso fortalecer prácticas de mayor autonomía de los sujetos y organizaciones que participaron de la experiencia, brindando información específica sobre los marcos legales, las políticas y servicios públicos que abordan la temática y poniendo énfasis no en las sustancias, sino en los significados que los sujetos atribuyen a las prácticas sociales de consumo.

El equipo extensionista está integrado por docentes, graduados y estudiantes de las Facultades de Trabajo Social, Periodismo y Comunicación Social, Humanidades y Ciencias de la Educación, y Bellas Artes (7 estudiantes, 3 graduadas, y 2 profesoras).

El proyecto se implementó con unos 25 jóvenes en dos barrios de la ciudad de La Plata, habitados por población trabajadora, gran parte de ella en situación de pobreza y con un acceso deficitario a los servicios de educación y salud: Altos de San Lorenzo y Abasto.

En el barrio de Altos de San Lorenzo, el proyecto se implementó con jóvenes del Centro Comunitario de Extensión Universitaria, que estaban finalizando su escolaridad secundaria en el marco del Programa FINES; se realizaron varios talleres, en articulación con uno de los docentes del FiNES y con la referente del Centro. El proceso culminó con una producción visual que consistió en una intervención sobre las paredes de la institución, con mensajes que recuperan frases, palabras e imágenes a partir de la experiencia realizada.

En el barrio de Abasto se trabajó con jóvenes institucionalizados de un Centro cerrado, quienes participaron activamente de cada uno de los talleres, donde plantearon inquietudes acerca de diferentes situaciones que los afectan y que son conexas al uso problemático de sustancias. Luego como producto del proyecto, elaboraron un audiovisual, previo aprendizaje y puesta en marcha de algunas entrevistas que fueron guionadas y filmadas entre los jóvenes del mencionado Centro. El audiovisual sintetiza los diversos debates mantenidos en los encuentros y la relevancia que adquirió en ellos la oralidad, la escucha y el diálogo, así como la valorización de la palabra, la comunicación y del cuerpo propio y del semejante. 

La interdisciplina aparece desde el primer momento en que se elaboró y postuló el proyecto, al intercambiar miradas desde las disciplinas participantes acerca de la problemática escogida, de los marcos de interpretación de la misma, que a la vez orientó las estrategias extensionistas. De este modo, la  propuesta metodológica definió el tema desde una lectura en clave de complejidad, que diera cuenta de las múltiples dimensiones que intervienen, y al vincularla con el enfoque de derechos, buscó problematizar con los jóvenes la relación entre consumo y juventud, propiciando la producción de aprendizajes colectivos, el reconocimiento de las potencialidades de lo organizativo en cada territorio y el protagonismo de los jóvenes en los debates y en una producción concreta.

Las principales dificultades a la hora de llevar adelante las actividades planificadas, estuvieron relacionadas con la imposibilidad de concretar algunos encuentros; ante esta situación se concentraron las actividades y talleres en Altos de San Lorenzo (se cambió el lugar de encuentro) y se adaptó el público objetivo para realizarlo en conjunto con los jóvenes del Centro Cerrado Alfaro I de Abasto. De esta manera, los talleres pudieron sostenerse abordando la temática y teniendo en cuenta las particularidades de la situación de encierro y su relación con el uso problemático de sustancias. Se abordaron cuestiones dirigidas a mejorar las relaciones entre pares, de esos jóvenes con sus referentes familiares y comunitarios, y con la propia institución donde se encuentran alojados.

Parte de la apuesta asumida por el equipo fue lograr una mayor visibilización de la problemática desde el enfoque de derechos, promoviendo su atención desde la política pública de salud; y desde la promoción de la participación y el empoderamiento de los jóvenes mediante el ejercicio de su ciudadanía.

Según nos comenta la directora del proyecto, la experiencia extensionista permitió:

-  La articulación y construcción de acuerdos con referentes institucionales y barriales, que habilitaron canales de comunicación y posibles líneas de acción, reconociendo las demandas e intereses de los jóvenes, y de los contextos socio-comunitarios donde residen.

-  La producción de aprendizajes colectivos con los jóvenes en relación a: la temática del uso problemático de sustancias, la importancia del intercambio y del diálogo para la resolución de conflictos, la potencialidad de generar espacios organizativos donde compartir algunos proyectos socio-educativos y recreativos en función de sus intereses y/o preocupaciones.

-  La construcción de dispositivos de trabajo grupal en los talleres, enmarcados en el Paradigma de Reducción de Daños y la nueva Ley de Salud Mental, dos recursos estratégicos que posibilitaron tratar el tema con los jóvenes no desde una mirada prescriptiva sino desde una posición constructiva, que les permitiera visualizar estos textos como herramientas de ampliación de derechos y conquista de mayor bienestar.

-  La activa participación de los referentes de las organizaciones co-partícipes, y en particular del Trabajador Social del Centro de Abasto así como del profesor de Comunicación Social en el FINES fue un aspecto valioso, que posibilitó compartir y recrear la experiencia ampliando el equipo de trabajo.

-  El abordaje de un tema de interés de los jóvenes, con una modalidad participativa, que en sí misma reconoce y fortalece el ejercicio de la ciudadanía, fue un facilitador para la articulación del grupo extensionista con los actores barriales, institucionales y principalmente, con los jóvenes participantes del proyecto.

Para el equipo de trabajo la extensión universitaria desde la experiencia realizada es entendida como una práctica que permite:

-  Desplegar un trabajo de formación continua en el equipo en relación a la temática, en clave problematizadora, desde diferentes reflexiones y aproximaciones a categorías conceptuales y recursos metodológicos.

-  Generar procesos de mayor inclusión social y política de los jóvenes, promovidas desde un diálogo entre la Universidad e instituciones estatales, junto a organizaciones territoriales. 

-  Revalorizar lo colectivo y constituir comunidades de aprendizaje con los jóvenes, tomando en cuenta sus experiencias y saberes para fortalecer grupalidades organizadas, capaces de compartir un proyecto común, respetando las diferencias y habilitando la circulación horizontal de la palabra. 

-  Considerar el lugar de los jóvenes como sujetos "protagonistas", con capacidad de pensar y de problematizar las lecturas sobre su propia realidad que le permitan en parte, modificar aquello que los angustia; indagando las problemáticas en busca de la producción de respuestas  y/o  propuestas colectivas.

-  Producir registros que sistematicen lo trabajado, contribuyendo a una revisión constante del proceso, desde una perspectiva de re-politización contra-hegemónica en el intento de desnaturalizar y tensionar los discursos y prácticas tutelares y estigmatizantes presentes en la sociedad.

A modo de síntesis nos comentan los resultados de esta experiencia: "la experiencia construida en el marco del proyecto posibilitó conquistar algunos intersticios de autonomía por parte de los jóvenes; reconociéndolos en su condición juvenil. También permitió fortalecer la formación del equipo extensionista, desplegando las actividades como apuesta estratégica que puso en diálogo el marco jurídico-normativo, la complejidad de las situaciones y los abordajes del problema del consumo desde la integralidad de disciplinas, para pensar escenarios diferentes.

Por último, el proyecto llevó a reafirmar que las prácticas de consumo en la sociedad capitalista-consumista, están atravesadas por procesos y condiciones que inciden en construcciones identitarias, y que exigen un abordaje complejo que permita comprender la procesualidad histórica en la que dichas situaciones son producidas y reproducidas, para exigir una mayor presencia del Estado como garante de políticas que amplíen y restituyan derechos".

 

 

 

 

Calendario
RSS
< sep -2017 >
Eventos
DLMMJVS
12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930